viernes, 10 de junio de 2011

El miedo no es una cuestión de edad

El miedo no es una cuestión de edad. Si en el primer trabajo ambos factores son deficitarios, en la edad madura pocos pueden presumir de mantener un resultado equilibrado. Javier Martín de la Fuente, socio de Persona, explica que “los déficit formativos de los universitarios, y del resto también, son consecuencia de que sólo nos enseñan a representar papeles y roles, en sociedad o en subsistemas como la empresa. Aprendemos a acumular mucha información, menos a resolver retos y alcanzar objetivos, y nada a relacionarnos con otras personas. Esto último queda relegado a cómo somos y, como somos así, pues que se le va a hacer”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada