lunes, 14 de septiembre de 2015

ENTREVISTA A GUILLEM RECOLONS: Experto en #MarcaPersonal y #PersonalBranding



Por Marta Mouliaá

Guillem Recolons es uno de los profesionales que admiro y considero uno de los grandes en el área de la Marca personal y Personal Branding, no solo por su experiencia profesional sino también por sus reflexiones que comparte en los blogs donde escribe guillemrecolons y soymimarca , así como por la cercanía que transmite en redes sociales.

En esta entrevista quiero conocer y compartir con mis lectores, unas pinceladas de su vida profesional y sus opiniones sobre Marca y la realidad del mundo empresarial.

He de agradecerle su disposición a realizar la entrevista y rapidez en la respuesta, la claridad de conceptos así como su sencillez. Creo que todos los que navegamos por la red y estamos interesados en profundizar en esta área, con sus respuestas tenemos suficiente material para profundizar y reflexionar, o simplemente caer en la cuenta de cuáles son las claves de una marca personal de éxito.



VIDA PROFESIONAL



Soymimarca           -                              Personal Branding Strategist
octubre de 2010 – actualidad (5 años)
Blanquerna - UniversitatRamonLlull -  Profesor
noviembre de 2013 – actualidad (1 año 11 meses)
Lateral Consulting           -                   Socio fundador
enero de 2005 – enero de 2014 (9 años 1 mes)
TVLowCost -                                         Socio fundador
septiembre de 2007 – diciembre de 2010 (3 años 4 meses)
Altraforma  -                                         Director General
mayo de 1998 – diciembre de 2004 (6 años 8 meses)
Saatchi&SaatchiAdvertising     -   Director de Servicio al Cliente
septiembre de 1993 – mayo de 1998 (4 años 9 meses)
Bassat&Ogilvy        -                             Director de Cuentas
septiembre de 1991 – septiembre de 1993 (2 años 1 mes)
J. Walter Thompson       .                   Director de Cuentas
enero de 1980 – septiembre de 1991 (11 años 9 meses)
BBDO            -                                           Asistente estudio arte
enero de 1979 – enero de 1980 (1 año 1 mes)
Colaboraciones    



Vivió una Fusión empresarial entre  1980 y 1985, “GDD y Ayer, se fusionó en 1985 por JWT” ¿Qué recuerda en lo laboral y personal de aquella época y cómo sobrellevó la incertidumbre?

Fue una situación peculiar. Los que estábamos en la agencia pequeña, la absorbida, nos dividíamos en dos: los que esperábamos crecer con la fusión, y los que temían que la fusión les fundiría. Y fue así. Los que mostramos mayor predisposición a trabajar con equipos mixtos, en proyectos internacionales, y sin  mirar el rejoj (esa parte siempre ha existido en la publicidad) salimos ganando. Los que veían el cambio como una amenaza se inmolaron y acabando marchando por su propio pie o siendo despedidos.


Ha sido ejecutivo y Director de Grandes cuentas. ¿Qué competencias considera que debe tener un profesional del área comercial? ¿Cómo se consigue la excelencia en este sector tan difícil y competitivo?

El ejecutivo o director de grandes cuentas no gestiona exactamente un área comercial en publicidad, gestiona un área de representatividad, es un intérprete de los deseos de los anunciantes y a la vez un intérprete de las ideas de la agencia. Cuanto mejor se interprete y con mayor empatía, más fácil se encontrará la excelencia. En cuanto al área comercial, siempre he creído que la persona más capacitada para llevar a cabo esa responsabilidad es la que entiende qué propuestas de valor son indispensables para mejorar el negocio de sus clientes.

¿Cuándo y por qué decide dejar trabajar por cuenta ajena y emprender un Negocio? ¿En qué momento personal y profesional se encontró para tomar esa decisión?

En 2004 la compañía de la cual era socio (minoritario) y director general decide despedirme y recomprar mis acciones. Tenían razón en hacerlo, aunque eso lo sabes al cabo de los años. Cuatro años antes, en 2000 diagnosticaron un cáncer a mi mujer justo al nacer mi única hija; tenía pocas esperanzas de supervivencia y me volqué en mi familia. Volviendo al despido, en ese momento me llegaron ofertas interesantes para dirigir otras agencias, y las tentaciones fueron importantes. Pero ahí me di cuenta de que mi vida no cambiaría mucho si seguía trabajando con el mismo esquema de siempre: llevaba 25 en agencias que no eran mías. Así que decidí crear la mía propia, pero especializada en tres áreas que las agencias no solían trabajar bien: brainstorming (basado en el pensamiento lateral), comunicación política y personal branding.

Siempre se ha movido en el mundo publicitario y las grandes marcas. ¿Cuándo descubre el concepto “Personal Branding” y qué le impulsa a re-orientar su carrera profesional como personal brander?

En los años 80 era imposible que una persona pudiera gestionar su marca de forma adecuada, a no ser que fuera ya muy conocida, o millonaria. Todo cambia con la irrupción de la web colaborativa, a mediados de 2000, en que la comunicación se democratiza y abre a personas y profesionales. En ese momento me di cuenta del poder de la red, y al mismo tiempo supe que trabajar con y para personas era lo mejor que me había pasado: ahí decidí reorientar mi carrera y volcarme de lleno en el personal branding; primero con un enfoque parcial, centrado en mensaje y comunicación (vicios de carrera), pero poco después me uní a Jordi Collell para introducir el autoconocimiento en el proceso.

Socio Fundador en dos empresas, TVLowCost y Lateral Consulting y en 2010 inicia una nueva empresa: Soymimarca junto a Jordi Collell. ¿Qué es lo que tiene Soymimarca que no tengan las demás consultorías de Personal Branding? ¿Qué es lo que les diferencia?
Puede que la respuesta sorprenda, pero Soymimarca es de las pocas consultoras especializadas en Personal Branding. Hay otras empresas que, dentro de otros programas de consultoría, incluyen programas de personal branding, pero no es su fuerte, y acostumbran a centrarse básicamente en la presencia y reputación digital. Soymimarca trabaja un modelo exclusivo, el Iceberg, que parte del autoconocimiento, sigue en la estrategia personal y finalmente emerge a la superficie con la visibilidad personal. Las empresas, paradójicamente, son quizás el mejor cliente de soymimarca, ya que los programas integrales de personal branding actúan promoviendo la cultura de la autogestión y del employee branding: los profesionales de las empresas son los máximos exponentes de las marcas que representan en cuando a confianza y empatía.

¿Cuál ha sido su mayor logro o éxito en esta área profesional?

Es lento, pero el mayor logro, junto con otros profesionales como Andrés Pérez Ortega, Neus Arqués, Arancha Ruiz, Pablo Adán y algunos más es dar a conocer el potencial del personal branding como driver para que las personas mejoren en conocimiento, reconocimiento, memorabilidad y por ende mejore su atractivo para ser elegidos en un proceso. En cuando a nuestra experiencia en consultoría y formación, el logro es haber entrado en algunas empresas del Ibex y haber crecido a través de la recomendación de nuestros clientes. Nuestro marketing ha sido la satisfacción de clientes que ya son amigos.

¿Se ha encontrado con algún caso difícil o complejo de reputación o marca personal de algún profesional o empresa que haya tenido que asesorar? ¿Nos puede dar un ejemplo?

No hay caso fácil. No acudiría nadie si fuera fácil. Un caso muy recurrente es del de un sénior que está sin proyecto (lo de estar sin trabajo ya no existe) y requiere retomar las riendas de su vida tras una experiencia fallida. El mercado le cierra las puertas, ya que en España no se valora –a diferencia de EEUU o Japón- la experiencia. Juan Torres Tomás, emprendedor de 57 años, es un buen ejemplo. Un proceso de branding personal con él consiguió que en tres meses varias compañías le contrataran como interim manager. Juan abrió su mente a descartar el trabajo fijo a sueldo fijo y eso le valió una flexibilidad que el mercado valoró. Además, identificamos sus propuestas de valor y trabajamos muy bien sus canales de comunicación.

Hemos trabajado con políticos, pero en España es complicado.. Las listas cerradas de los partidos obligan a los profesionales a seguir a pies juntillas las instrucciones de la central, y es difícil (no imposible) marcar perfil propio. Sin perfil propio no hay marca personal que valga.

¿Qué consejo le hubiera gustado recibir de marca personal a lo largo de su carrera?

No comuniques sin haber descubierto antes quién eres realmente, en qué puedes ayudar a los demás y qué te hace diferente


MERCADO LABORAL Y MARCA PERSONAL



¿Cuál es su visión sobre el significado de Marca Personal? ¿Y Personal Branding?

Personal Branding es el proceso, y marca personal es la consecuencia visible, la impresión que se llevan los demás de ti. Tu puedes decir que tal persona tiene buena marca personal, pero es imposible que puedas saber cuál es su personal branding (a no ser que te lo cuente).

Para mí Personal Branding es el arte de invertir en ti en base a añadir valor a los demás y a dejarles una huella emocional positiva. Y por supuesto, esperando siempre un retorno, como en toda inversión.

¿Cómo se puede tener éxito desarrollando la Marca personal? ¿Cuáles son las claves en las que no hay que dejar de fijarse, y trabajar?

1. Citando a Churchill, “never surrender” (no rendirse nunca). 2. Descubrir quién eres, preguntando a los demás, con tests, analizando tu marca púbica y trabajando un DAFO personal. 3. Entender cuál es el propósito de tu vida. Suena existencial, y lo es. Trabajar la visión, misión, valores. Trabajar el mensaje y muy importante, el modelo de negocio. 4. Trabajar un modelo de visibilidad personal de seguimiento realista (no tratar de abarcarlo todo). 5. Ser auténtico, ser uno mismo.

Muchas de las personas con las que hablo no se sienten seguras cuando se trata de reconocer o identificar lo que les hace diferentes. ¿Cómo se encuentra la singularidad o aquello que te hace diferente del resto y saber que has acertado?

Hay herramientas interesantes. Si tu preguntas ¿en qué soy bueno?, ¿en qué soy diferente? y ¿en qué crees que puedo mejorar? a 50 personas de tu entorno, seguro que obtienes respuestas. Si además tienes hecho un 360, un DISC, un test de Inteligencia Emocional, mejor. A las personas nos cuesta identificar como “diferentes” cosas que para nosotros forman parte de la normalidad. Yo, como publicitario, dicen que soy de pensamiento rápido y creativo. Nunca lo había valorado, para mi formaba parte del ADN publicitario, pero los demás insisten en que es un diferencial clave.

A muchos profesionales les atrae como “espectadores” las redes sociales pero algunos temen que implicarse en ellas les puede resultar perjudicial a la larga en su carrera profesional, otros  consideran que es una “pérdida de tiempo”, y en algunos casos otros son escépticos acerca de los resultados positivos que se obtienen para la necesaria inversión de tiempo que acarrea. ¿Cuál es su visión? ¿Qué consejos les daría?

Las creencias limitantes nos afectan a todos. Muchos de los problemas vienen por tratar de pasar las 7 pantallas de un juego sin siquiera haber leído las instrucciones. No te puedes haber convertido en un hándicap 7 en golf sin haber pasado por 300h de clases con un profesional. Mi consejo es que ante todo, acudan a un profesional, que les dirá si necesitan un perfil bajo (directivo de banca), medio (mandos intermedios) o alto (profesionales de comunicación, autónomos…). Un perfil medio, el mayoritario, requiere aproximadamente unas dos horas semanales de dedicación a la parte de visibilidad de su marca, pero si entendemos la máxima de “markets are conversations” es posible que se anime a dialogar con otros profesionales en la red en ratos muertos.

Muchas de las personas que estamos activamente en las redes sociales vamos construyendo poco a poco nuestra marca personal., ¿Cómo sabemos que es la adecuada?

El branding apuesta por el reconocimiento, por la valoración de los demás. Pocas redes como Linkedin tienen un sistema tan claro de reconocimiento como la valoración de aptitudes de esa red social, ya que la ejercen terceros. El número de seguidores significa poco, pero en Twitter, por ejemplo, vale la pena saber en cuántas listas nos han incluido, ese es un referente de reconocimiento maravilloso. En líneas más generales, si recibimos más solicitudes de trabajo, de entrevistas, de contacto, de charlas, ese es un excelente medidor de éxito.

¿Qué herramientas pueden ayudarnos a crear esa marca?

Ponernos en el lugar de los demás. ¿Qué quieres que los demás vean en ti? Trabaja entonces los contenidos adecuados para llevarles ahí, y procura hacerlo de forma colaborativa, incluye a otros profesionales en la aventura, eso enriquece. Y sobre todo, ten claro que la gestión de marca personal no trata de ti, trata de cómo sumar valor a los demás. Hay buenas herramientas para trabajar contenidos: Klout,  curar contenidos afines a tus aptitudes; Google Alerts te puede mantener al día de temas de los que te hayas suscrito; Spungde te permite suscribirte a “tags” que te ayudarán a saber de qué se habla en tu sector; los grupos de Linkedin son a menudo un nido de spam, pero cuando van bien moderados son fuente de conocimientos. El seguimiento de #hashtags en Twitter es razonablemente bueno, y por supuesto, los buscadores.

¿Qué falsas creencias o incoherencias cometemos más frecuentemente los profesionales en nuestro quehacer diario respecto a la Marca o el Personal Branding?

1. Que trata de internet y nada más. Eso es letal. Está lleno de profetas del personal branding 2.0 que te enseñan a “estar” en redes pero no a “ser”. El medio nunca puede ser el mensaje. 2. Que se trata de autopromoción. No se trata de eso, se trata de saber hacia dónde vamos, qué tenemos que comunicar para llegar, a quién dirigirnos y con qué medios y partners. 3. Espamizar. No se trata de enviar 100 mesajes diarios. Nuestros públicos se cansarán de nosotros, y con razón. En publicidad aprendí que, digas lo que digas en un anuncio, las personas sólo retienen un idea (y a menudo ninguna). 4. Copiar. Una cosa es curar contenidos y la otra apropiarse indebidamente de los mismos. Se pilla antes a un mentiroso…

Los profesionales por cuenta propia deben cuidar quizá más que el resto la imagen que los demás perciben de ellos. ¿Cuáles son los errores más habituales que suelen cometer los autónomos y los emprendedores? ¿Qué aspectos deben tener más en cuenta?

Hablar sólo de uno mismo, no compartir contenidos de valor de los demás resulta cansino. Luego está el lenguaje, el tono. “Hemos creado un nuevo servicio de recogida de papel” es relevante pero es mejor hablar del problema que solucionas a los demás “Por fin su empresa podrá contribuir al medio ambiente sin acumular toneladas de papel”. Como decíamos en el punto anterior, el spam, el exceso de publicaciones y de “yoísmo” hacen que nos cansemos. La robotización de procesos: eso de tratar de leer un post en un blog y no poder porque constantemente aparacen popups y ventanas para que te suscribas, para aceptes cookies, para que vayas a un evento… Y una para mi muy importante es no mostrar tu lado humano. Somos personas, y eso tiene que ser muy visible.

Las formas de relacionarnos con el mundo del empleo, las redes sociales y la marca personal son distintas no sólo por sectores económicos o categorías profesionales sino también por grupos de edad. ¿Existe algún consejo diferenciado para cada uno de estos colectivos? ¿Nos podría indicar cuáles?:
  •  Directores o CEOs


No ningunear la gran oportunidad de la conversación que genera internet y las redes sociales. Un grupo reducido de internautas puede echar al traste la reputación de un directivo, una marca o una empresa que se sienta olvidada o rechazada por sus stakeholders

  • Jóvenes menores de 30 años

La falta de experiencia hay que sustituirla por la ilusión, por la pasión, por la capacidad de generar ideas. Una mente joven es una mente más abierta, con menos creencias limitantes. No digas que eres creativo, presenta tus ideas.

  • Desempleados

La impaciencia crea desempleo de larga duración. Somos generales en una guerra y necesitamos un plan para ganarla. Y eso no se hace en dos días. Hay que estudiar al enemigo, los contingentes, la motivación de la tropa, los suministros, las especialidades. El desempleado necesita trabajar 8h en su plan para triunfar, pero también una mente abierta que le permita abrir su campo de competencias; no hay que olvidar que hay empleos que desaparecen, y lo que hay que analizar es cuáles son los que vienen.

  • Mayores de 45 años

Parecido a los desempleados. Necesitamos un plan, y un tiempo asignado al plan. Y como novedad, necesitamos abrir nuestra mente a la idea de convertirnos nosotros mismos en empresa, en emprender. Si eras director de ventas en una multinacional, quizás puedas optar a seguir siéndolo, pero como autónomo.

  • Emprendedores

Trabaja como nadie tu modelo de negocio y especialmente el área de key partners. Ellos son la base de tu networking, lo que necesitas al principio para no entrar vía puerta fría. Comunica de forma muy personalizada y trabaja como nadie tus propuestas de valor. ¿Tú pagarías esos precios por esos servicios?

  • Autónomos

Siento decírtelo, pero si estás en España te has equivocado de país. Además de no valorar la experiencia, España da un valor cero a los autónomos, les persigue fiscalmente y les hace la vida imposible. Las cuotas que se pagan en España son las más altas del mundo, y no parece que eso vaya a cambiar. Dicho esto, hazte a la idea de que eres una empresa, y como dice Andrés Pérez Ortega, analiza cómo debe ser tu departamento financiero, tu departamento de logística, de producción de RRHH, comercial, de marketing….

  • Pymes

La manera de pelear contra las empresas grandes es con mejores ideas, rapidez y flexibilidad. Los grandes negocios de hoy han crecido en garajes con buenas ideas y personas que han insistido hasta la muerte: Google, Apple, Microsoft… En el apartado de personal branding, vale la pena considerar que cada empleado, cada profesional, es un embajador de la marca de la empresa, y como tal hay que dotarlo de herramientas para que actúe como portavoz cualificado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada