lunes, 4 de enero de 2010

Casi 800.000 personas perdieron su trabajo en 2009.

Casi 800.000 personas perdieron su trabajo en 2009. La crisis económica ha seguido haciendo mella en el empleo durante 2009. El año ha cerrado con un aumento en el número de parados de 794.640 personas, situando la cifra de desempleados en 3.923.603, el nivel más alto de toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996. Este dato supone un aumento del 25,4% respecto a 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada