lunes, 26 de julio de 2010

El trabajo no es un videojuego... pero quizá debería serlo

El trabajo no es un videojuego... pero quizá debería serlo. La irrupción de la Generación Y –los jóvenes nacidos entre mediados de los 80’s y fines de los 90’s- en la fuerza laboral está generando fuertes tensiones en las empresas que los contratan. Son confiados, tienen gran confianza en sí mismos, y están dispuestos a demostrar lo que valen. Cuestionan todo y consideran su derecho el decir en cada momento lo que piensan. Viven permanentemente conectados a internet, y sus redes de relaciones (reales y virtuales) son su principal marco de referencia. Post del Blog de Raúl Lagomarsino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada