sábado, 23 de abril de 2011

Definitivamente, Pepe, vete a Francia

Definitivamente, Pepe, vete a Francia. Parece increíble, pero mientras en España miles de personas matarían por dejar de formar parte de las listas del paro, al otro lado de los Pirineos, donde también padecen la enfermedad del desempleo, sufren a la vez de escasez de personal. Extraña paradoja. Si en casa las empresas hacen malabarismos para no tener que despedir a sus empleados por culpa de la crisis, en el país vecino cuatro de cada diez compañías piden a gritos trabajadores cualificados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada