viernes, 8 de abril de 2011

No dejes que tu pasado se convierta en tu futuro

No dejes que tu pasado se convierta en tu futuro. Nuestras rutinas, nuestra forma de pensar, nuestras costumbres, nuestro pasado… se van a convertir en nuestro futuro. Vamos a tomar un ejemplo de algo con lo que personalmente me encanta machacarme: el peso. Seguro que muchos –especialmente ahora que llega el solsticio exhibicionista- estáis “en la lucha”. Yo también, desde hace unos mil solsticios más sus correspondientes equinoccios. Post del Blog Zumo de Empleo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada