viernes, 8 de noviembre de 2013

Mi resumen de las XIII Jornadas de Orientación Profesional de Aragón

Sin ánimo de ser exhaustivo, voy a dar unas pinceladas de lo que yo destaco de las recién celebradas Jornadas.

En primer lugar, la entrega del Premio de Orientación Profesional a Belén Carreras, del IES Sierra de Guara. Enhorabuena Belén. A ver si el año que viene sube el número de proyectos presentados, que la participación siempre puede ser mayor. ¡Cuántos orientadores conozco que acumulan una brutal experiencia que podrían contar o compartir de alguna manera!


Tim Ingarfield fue un buen ponente a la hora de abrir nuestra perspectiva, y predicar con el ejemplo: aprendizaje por la experiencia, y cómo promoverlo. Salir de la zona de confort no es confortable, pero es donde encontraremos lo nuevo, lo que está naciendo. Si el mundo del futuro todavía no existe, y no lo podemos conocer, no nos quedará más remedio que adaptarnos a él "sobre la marcha".

La mesa de compartir experiencias me dejó claro que siempre hay buenas prácticas de las que aprender. La formación dual es una realidad porque es de sentido común ("Ya era hora nos decían en las empresas") e irá creciendo con el tiempo. ¿Conoces la formación universitaria dual de CESTE? Hemos avanzado un escalón.
Especialmente brillante me pareció el resultado de los proyectos EURES que Eva Octavio de Toledo relató, y los campeonatos de FP. Para que luego digan que en España no sabemos hacer las cosas bien.

Sobre los talleres, por lo que yo he oído los participantes han salido contentos. Juan Martínez y yo hablamos de Twitter y Linkedin avanzado. Lo importante no es la herramienta, sino el tener claro la estrategia: para qué la vamos a usar (difusión del perfil, conseguir información actual gratis, conectar con personas relevantes en nuestra búsqueda, ...). 
Si acaso, me gustaría insistir en la importancia de avisar si no se va a poder participar finalmente, para dejar la plaza a otra persona: de los 20 inscritos y confirmados, sólo asistieron 13. 

La parti-conferencia final de Carlos Hué lamentablemente me la tuve que perder, pero los ecos que me han llegado es que fue una muestra de su habitual desparpajo, sana provocación y poner el foco en las personas y nuestras emociones que nos conectan entre sí.

Como colofón, a mí siempre me resulta muy gratificante la parte de las Jornadas "fuera del programa": la comida, los coffee breaks, los pasillos. Es una magnífica ocasión para saludar a los conocidos, entablar relación con nuevas personas, actualizarnos qué hacemos cada uno, ... En definitiva crear o afianzar las relaciones.
Precisamente con ese objetivo, y para que no sólo se cumpla dos días al año, he creado un grupo en Linkedin que se llama "Orientadores Laborales de Aragón", al cual te invito a unirte si eres un profesional de la Comunidad. 
Enhorabuena al equipo organizador de las Jornadas, y a todos los participantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada