jueves, 7 de mayo de 2009

El gasto por prestaciones, empleo de menor cualificación, Solchaga, El Gobierno no crea empleo, el coraje cotiza al alza.

El gasto para prestaciones por desempleo supondrá un 70% más de lo previsto en 2009. Según el informe "Las políticas de mercado de trabajo y el agotamiento de la protección por desempleo" elaborado por la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT), en diciembre se superarán los 4,3 millones de desempleados. La organización estima que, si a partir de junio se aprueba que el subsidio por desempleo se amplíe durante seis meses, se podrían acoger a este plan las más de un millón de personas que actualmente no cobran ningún tipo de prestación por desempleo y que el gasto destinado a esta partida se incrementaría en otros 4.581 millones.

Dos de cada tres trabajadores aceptarían un empleo de menor cualificación si cobraran más dinero. El 65% de los trabajadores aceptaría un puesto de trabajo de una cualificación inferior a la suya si con ello obtuviera unos ingresos más elevados a final de mes, según una encuesta realizada por la empresa de trabajo temporal Alta Gestión. Por su parte, sólo el 39% de los trabajadores entrevistados aceptaría ocupar un empleo con mayores responsabilidades que las de su empleo actual por el mismo dinero, una opción que el 60% rechazaría, al entender que más responsabilidad debería traducirse en más salario.

Solchaga ve conveniente una reforma laboral, con un nuevo contrato que rompa la dualidad indefinido-temporal. El ex ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, consideró hoy conveniente propiciar una reforma laboral que incluya un nuevo modelo de contrato de trabajo "que rompa con la dualidad indefinido-temporal", sin alterar los derechos ya adquiridos, así como un sistema en el que tengan mayor peso de decisión empresarios y sindicatos para negociar los convenios colectivos, y complementar la labor del INEM, abriendo el mercado de la oferta y demanda de puestos de trabajo a empresas especializadas en ello, para ayudar a quienes lo necesitan a encontrar un nuevo empleo.

El Gobierno reconoce que su política de estímulos no crea empleo. "Han aparecido algunos brotes verdes". Con esta poética descripción la vicepresidenta Elena Salgado quiso manifestar el optimismo del Gobierno ante la evolución de la economía. La entrada en positivo de la bolsa, el frenazo al aumento del paro, la desaceleración de la morosidad bancaria, la recuperación del crédito y la mejora de la confianza son indicios, en opinión de Salgado, de que la economía empieza a recuperarse. No obstante, reconoció que los datos de la Comisión Europea "obligan a pensar que la crisis será algo más larga".

Cuando el despido llama a la puerta, el coraje cotiza al alza. No es sencillo trabajar cuando el virus de la crisis se propaga por la empresa. La productividad baja y cunde el desánimo. La competitividad se resiente, precisamente cuando resulta más necesaria. "En momentos como el actual hacen faltan líderes y empleados resilientes, y si no los tenemos, las organizaciones deben formarlos", propone Antonio Rubio, Socio Director de Overlap Consultores.Resiliencia: habilidad para demostrar fortaleza y flexibilidad ante los problemas. No se trata sólo de la capacidad de los individuos y las corporaciones para recuperarse cuando vienen mal dadas, sino de aprender, adaptarse y crecer frente a la adversidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada