domingo, 18 de enero de 2009

Un millón de parados ya no cobra nada, aumenta la movilidad geográfica.

Cuando el paro aprieta, aumenta la movilidad geográfica: siete de cada 10 españoles aceptarían cambiar de lugar de residencia para conseguir trabajo. Las ofertas de trabajo hay que buscarlas en el norte y en el noroeste de España. La crisis abre oportunidades en el cobro de morosos o en las fábricas de marcas blancas.
Según Manpower, siete de cada 10 trabajadores estarían dispuestos a cambiar de lugar de residencia para conseguir un empleo, incluso un 32,6% se irían a otro país y el 40,2% de los entrevistados ya se han trasladado alguna vez por motivos de trabajo.
Y el paro aún aprietará más, aunque ahora mismo un millón de parados ya no cobra nada. En mayo habrá 400.000 personas más y lo peor llegará a finales de 2009. De noviembre de 2007 a noviembre de 2008 se ha doblado el número de familias sin ningún miembro trabajando: 638.100.
Para el Ministerio de Trabajo la ocupabilidad es la probabilidad de un parado de encontrar empleo, en función de variables como su edad o su antigüedad en el paro. El 40% de los desempleados son calificados como de "baja o muy baja" ocupabilidad, un porcentaje que sube al 57% para los mayores de 45 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada