lunes, 23 de marzo de 2009

El abandono institucional une a los parados, CC.OO plantea cambiar el modelo productivo, Club 405, hacer frente a la crisis con dos o más empleos.

El abandono institucional une a los parados. "La mesa de empleo está coja mientras no esté la voz de los desempleados", señala Pedro Arcos, de la Asociación de Parados de Pinto (Madrid), que participó en una reunión celebrada hace un mes entre las organizaciones de diferentes comunidades autónomas con intención de agruparse y tener la fuerza necesaria para hacer oír su voz. La falta de estructura fue precisamente la causa del fracaso de Parados, un desaparecido partido político que se presentó a las elecciones europeas de 2004 y apenas logró 5.000 votos.

CC.OO plantea un acuerdo con patronal y Gobierno para cambiar el modelo productivo. En definitiva, puso de relieve la necesidad de que el marco de diálogo social de España aborde tres cuestiones "fundamentales", como son conseguir un modelo industrial "más sano"; cuidar la salud de los trabajadores, y llevar a cabo un pacto de legislatura entre los sindicatos CC.OO. y UGT, con CEOE-CEPYME y el Gobierno de José Luis Zapatero y, si es posible, con los distintos partidos políticos, que amplíe el amparo del empleo, y contemple el cambio de modelo productivo.

Si la crisis le ha dejado sin empleo, bienvenido al Club 405. Afirma ser el club que más está creciendo en número de socios y para ingresar sólo se necesita haber perdido el empleo. Se llama el Club 405, en referencia al máximo de 405 dólares semanales que se paga a los parados de Nueva York y es una de las tantas iniciativas que florecieron a través de Internet para ayudar a las víctimas de la crisis. El cofundador es un colombiano de 31 años, José González, que organiza la primera reunión la semana próxima en un bar de la ciudad y asegura que la propuesta está destinada a dar ánimo a aquellos que perdieron su trabajo.

Unos 115.000 trabajadores menores de 30 años hacen frente a la crisis con dos o más empleos. Se estima que en la actualidad alrededor de 20 de cada 100 jóvenes no consiguen trabajo. Sin embargo, el 2,7% de los ocupados menores de 30 años, aproximadamente unos 115.000, afronta la crisis con dos o más empleos. El perfil de este trabajador responde al de una mujer, universitaria, de 25 a 29 años de edad, de nacionalidad española o perteneciente a otro país de la Unión Europea (UE). Así se desprende del Observatorio de Empleo del Consejo de la Juventud, que ofrece una minuciosa radiografía sobre la situación laboral de los trabajadores de menor edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada