domingo, 22 de marzo de 2009

Jóvenes para retirarse pero mayores para trabajar.

Jóvenes para retirarse pero mayores para trabajar. Como cada mañana, Juan García se levanta con la voluntad de participar en y de la vida como uno más. Pero desde que trabajar para ello, tal y como se reconoce oficialmente, hasta hoy, ya han pasado cinco años, y eso que aún no ha llegado a los sesenta. Su empresa le prejubiló, «salieron ganando ambas partes» y del mismo modo en que consiguió aquel tiempo por el que tanto luchó, la compañía rejuveneció su plantilla y aumentó su competitividad. Quedaron todos contentos, pero aunque dejó de trabajar y no tiene intención de volver a hacerlo, Juan García sigue siendo considerado población activa, está desocupado y, por tanto, obtiene un subsidio por desempleo que le hace no aparecer en ninguna estadística que se ajuste a su situación. Ésta, al no estar reglamentada, le sumerge en el limbo del mercado laboral y de una vivencia personal, a veces de disfrute, otras tantas de trauma, que varía tanto como las condiciones de las prejubilaciones en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada