sábado, 7 de marzo de 2009

Mayor de 40 años y sin experiencia busca empleo, el Estado les pagará la terapia, forzados al reciclaje, parados de toda España.

Mayor de 40 y sin experiencia busca empleo. María Ángeles Durán está convencida de que la revolución de la mujer empezó en la cocina, ni en la calle ni gracias a las leyes. A partir de los años sesenta, las familias españolas apostaron por la educación de sus hijas. «Las madres fueron decisivas. Esa generación no ha querido que sus hijas desempeñen el mismo papel que ellas y les liberaron de las obligaciones domésticas. En muchos casos, ahora se han convertido en abuelas que están dispuestas a sacrificarse para que sus hijas trabajen». La reflexión de Durán, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Sociológicas, explica, en buena medida, la transformación del papel de la mujer en los últimos 25 años de la Historia de España: si en 1982 cuatro millones formaban parte de la población activa esta cifra superó los nueve millones y medio en 2008. Otro dato del informe «Las mujeres en cifras: 1983-2008», del Ministerio de Igualdad, desvela que si bien la tasa de ocupación masculina se ha mantenido prácticamente constante en estos 25 años, la femenina se ha disparado del 22,7 al 44,1%.

Los británicos deprimidos por la crisis tienen suerte: el Estado les pagará la terapia. Según anunció hoy el ministro británico de Sanidad, Alan Johnson, esa medida forma parte de un plan que pretende ayudar a millones de personas que han perdido su empleo, están endeudadas o han sufrido rupturas sentimentales, entre otros problemas. "En la actual desaceleración económica, existe la posibilidad de que más gente se sienta ansiosa o deprimida y experimente niveles más bajos de bienestar mental", afirmó el titular de Sanidad. "Si alguien está desanimado tras perder su trabajo, la mejor solución es un nuevo empleo y ayudamos a la gente a encontrarlo donde sea posible. Pero en ciertos casos, la depresión y la ansiedad pueden ser una barrera para lograr otro trabajo", dijo Johnson.

Forzados al reciclaje. "Trabajaba de ingeniera industrial de estructuras en la construcción. Nos pilló la crisis y me quedé en el paro. Ahora quiero empezar de cero en el mundo audiovisual, de ayudante de cámara, siempre me gustó. Soy realista y es difícil, pero si tienes contactos y te formas, puede salir". Es el caso de Cristina R., de 29 años, pero podría reflejar el de muchas otras personas. Ante el paro o la insatisfacción laboral, algunos optan por el camino directo: cambiar de empresa, función y sector.

Parados de toda España quieren que se les oiga. El movimiento se demuestra andando, y los parados han dado un paso más en la marcha que hace ya tiempo iniciaron contra la desocupación laboral. Los presidentes de las asociaciones de desempleados han sentado las bases para la creación de una plataforma nacional con el objetivo de tener más relevancia y poder así aportar sus ideas y acciones a favor de los desocupados. Para lograrlo, Cataluña, Madrid, Extremadura y Andalucía han llegado a un acuerdo abierto al resto de autonomías a través de sus colectivos homólogos. El compromiso ha empezado a extenderse rápidamente y, aunque no estuvieron presentes en la reunión, asociaciones como Asturias ya han manifestado su adhesión. Además, en localidades como Valencia, Marbella o Torrejón empiezan a moverse para crear su propia asociación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada